Contact usContáctenosCall us +53 7 214 0090
portada > sugerencias de viajes a cuba >
Te gusta esta infromación?
 Añadir a favoritos

¿No encuentra lo que está buscando? Permítanos ayudarle a elaborar un itinerario de viaje personalizado teniendo en cuenta las fechas de su preferencia, intereses y presupuesto. Es muy fácil, simplemente contacte a Cuba Travel Network y háganos saber sus requerimientos. Nuestros especialistas elaborarán un programa especial, ¡hecho a la medida para usted!

Sugerencia de Viaje “Definitivamente Diferente” de Danielle

Recomendado también para: Buceo, Playas, Conducir, La Gente

¿Qué harías si pudieras gastar € 5000 en un viaje a Cuba? No es una pregunta fácil, ¡pero sin duda alguna es una pregunta divertida! Esta pregunta se convirtió en realidad para Danielle, la ganadora holandesa del Concurso ´Definitely Different´ auspiciado por Cuba Travel Network durante los meses de abril y mayo del 2014. Ella podía utilizar los € 5000 en cualquier servicio de Cuba Travel Networks... ¡y qué itinerario más hermoso concibió con esto! Junto a su compañera de viaje, atravesó la isla en tres semanas, visitando algunos de los lugares más bellos e interesantes que Cuba le puede ofrecer. Lea esta Sugerencia de Viaje e inspírese con su viaje.
Conozca más acerca de cómo Danielle planeó su viaje a Cuba al leer la entrevista que le hicimos en nuestro blog: A free ‘definitely different’ trip to Cuba.

Itinerario

Día 1 - Llegada a La Habana

¡Que empiece la aventura! La parte más difícil del viaje (el vuelo) ya ha terminado, ¡así que ya puede empezar a explorar y a disfrutar de sus vacaciones! Danielle solicitó un transfer que la llevara al Hotel Inglaterra, situado en el corazón de La Habana. Este es uno de los hoteles más antiguos y conocidos de La Habana con una decoración clásica y una céntrica ubicación en el Parque Central. Un hotel perfecto si usted, como Danielle, arriba tarde en la noche, ya que sin ir demasiado lejos, puede saborear un poco del ambiente cubano... tomarse un mojito en el bar de la terraza, disfrutar de la música en vivo, y mirar la escena en la calle. Después de eso, acostarse temprano para estar listo para explorar la Habana al día siguiente.

Ver más sobre La Habana

Recomendamos:

Hotel Inglaterra  4  desde US$276 --> US$188

Día 1 - Llegada a La Habana

Día 2 - Un comienzo a lo cubano

La Habana: una ciudad que sencillamente no puede ser ignorada cuando visite Cuba. Para la mayoría de la gente, La Habana es la primera parada en Cuba ya que el principal aeropuerto internacional se encuentra acá. Pero el pragmatismo no debe ser su único motivo para visitar esta fascinante ciudad. Su belleza, su historia, su eclecticismo, su arte, el caos, esa vibra Caribeña, y sobre todo, su ritmo, son algo único en el mundo.

Pero La Habana puede ser tan vibrante... que puede llegar a ser un poco abrumadora. Por lo tanto, le sugerimos que tome las cosas con calma el primer día: haga como Danielle y de un paseo por la Habana Vieja, el casco histórico de la ciudad, y visite las plazas, parques y calles de adoquines, antes del mediodía. Ya cuando haya más calor, encuentre un agradable lugar para comer, por ejemplo, en la Plaza Vieja. En la tarde, puede tomar un tour en el autobús turístico de dos pisos, que sale cada 15 minutos del Parque Central. Este tour lo llevará por toda la ciudad, pasando por las principales atracciones turísticas de la capital, como por ejemplo, “La Plaza de la Revolución”, mientras que usted solo tiene que sentarse y disfrutar de la brisa Caribeña. Otra opción es tomar un tour espectacular de la ciudad de 2 horas en un auto clásico, que también lo llevará a los lugares más notorios de la ciudad. En lugar de sentirse como un turista, usted tendrá la sensación de ser una estrella de Hollywood de los años cincuenta mientras pasa volando por callejones desconocidos.

Al regresar en la tarde, podrá disfrutar de una auténtica cena cubana en Doña Eutimia. Doña Eutimia es un diminuto paladar (restaurante privado) al doblar la esquina de la Plaza de la Catedral. Aquí, usted tendrá la sensación de estar comiendo comida hecha por su abuela y de estar cenando en su comedor. Asegúrese de hacer una reserva con antelación, ya que es uno de los restaurantes más populares de La Habana.

Ver más sobre La Habana

Recomendamos:

Hotel Inglaterra  4  desde US$276 --> US$188

Excursión Recorrido privado en auto clásico por La Habana (Paseo diurno)

Día 2 - Un comienzo a lo cubano

Día 3 – Deje que sus intereses sean su guía

¡Su primer día en Cuba ya le dio una idea del ambiente de La Habana! ¡Ahora es el momento de explorar un poco más! La Habana es conocida por su rica vida cultural... si usted está interesado en la historia no se debe perder el Museo de la Revolución. O, si usted es fan de las artes, tiene que visitar el museo de Bellas Artes, sobre todo el Edificio Cubano, que muestra el arte cubano. Pero los museos no son del interés de todo el mundo, y usted podrá preguntarse qué más se puede hacer en una ciudad que está tan llena de posibilidades, al igual que Danielle. Le sugerimos dejar que sus propios intereses lo guíen por la ciudad. La compañera de viaje de Danielle, Whitney, por ejemplo, es una boxeadora entusiasta y resulta que Cuba es considerada uno de los mejores países en el boxeo. Por desgracia, no había peleas durante la estancia de Danielle y Whitney en La Habana, pero les fue posible pasar por una de las escuelas de boxeo más antiguas y más importantes de la ciudad, el Gimnasio de Boxeo “Rafael Trejo” (Calle Cuba #815, Habana Vieja). Danielle y Whitney pasaron por el gimnasio para ver si podían ver algún entrenamiento, o tal vez participar en el...
Usted puede dejar que sus intereses lo guíen por La Habana. Desde su participación en una clase de capoeira al aire libre en el Malecón, o en un taller sobre la religión afrocubana, o tal vez incluso una clase de cocina cubana... ¡todo es posible! Inspírate en nuestros tours, pero si tienes algo diferente en mente, no dude en contactarnos y lo ayudaremos a encontrar la información que necesita. Échele un vistazo también a nuestra guía “Qué está pasando en La Habana”, que se puede descargar desde nuestra página principal, y le ofrece actualizaciones mensuales sobre las exposiciones temporales, conciertos, y espectáculos en La Habana. Si aún le queda energía después de explorar sus intereses, vaya a dar un paseo por el Malecón al caer la tarde, justo cuando está empezando a refrescar. A esa hora del día, tendrá garantizadas bellas fotos en el famoso Malecón Habanero. Camine en dirección hacia el Vedado y pare a tomarse un trago en la terraza del Hotel Nacional, donde podrá disfrutar de un mojito mientras disfruta de la espectacular vista. Después, puede pasear por el Vedado, un elegante barrio con un ambiente totalmente diferente a la Habana Vieja. Muchos paladares nuevos han abierto en este barrio en los últimos años y definitivamente vale la pena probarlos. Visite por ejemplo, el elegante Café Laurent: un restaurante de lujo que se encuentra en la terraza de una azotea con vistas al Vedado (Calle M # 257 Entre 19 y 21, Vedado).

Ver más sobre La Habana

Recomendamos:

Hotel Inglaterra  4  desde US$276 --> US$188

Día 3 – Deje que sus intereses sean su guía

Días 4 - 6 – Vamos en una aventura a Viñales

¡Es hora de cambiar de paisaje! Después de tres días explorando la vida citadina, será agradable poder ver algo de la naturaleza cubana. ¡Viñales es un destino perfecto para hacer precisamente eso! Viñales no está demasiado lejos de La Habana y tiene una belleza natural como nada que hayas visto.

La forma más fácil de llegar a Viñales de La Habana es en auto. Si se aloja en el Hotel Inglaterra, como Danielle y Whitney, los puntos más cercanos de recogida de su auto de alquiler serían el Hotel Parque Central o el Hotel Plaza. Después de eso, hay que bajar por el Paseo del Prado, en dirección hacia el El Morro, la gran fortaleza, y cruzar al otro lado de la bahía por el túnel. ¡Su viaje de carretera ha comenzado! Una buena idea antes de partir en su viaje de carretera es caminar por la calle Obispo y comprar algunos CDs con música cubana. Todos los autos de alquiler tienen reproductor de CD y le puede dar un toque cubano extra a su viaje.

Danielle se quedó en el Hotel Rancho San Vicente en Viñales: un confortable alojamiento en un entorno tranquilo y natural. Cerca del hotel se encuentran los baños naturales del río San Vicente, del que dicen sus aguas hipertermales tienen fines terapéuticos debido a su alto contenido de minerales. Después de llegar al hotel, vaya a los baños y deje que su cuerpo se una al entorno natural. Para relajarse totalmente, puede darse una sesión de fango-terapia o un masaje al regresar al hotel.

El próximo día será su primer día completo en Viñales. Danielle decidió pasarse dos días y tres noches en Viñales. Si usted va a hacer lo mismo, es una buena idea tomarse el primer día para explorar el valle tranquilamente, y el segundo día para alguna aventura. Por ejemplo, puede dar una caminata por el valle, que es la manera perfecta de ver las principales atracciones. Pase a ver un campesino que le explicará todos los detalles del proceso de fabricación de tabacos, desde el cultivo y cosecha de las plantas de tabaco, hasta su secado y el torcido de los tabacos como tal. Aunque usted no sea fumador, ¡es un proceso muy interesante! Puede pasar por el Mural de la Prehistoria, que en realidad no es prehistórico, pues fue pintado en los años sesenta, que representa una escena prehistórica. Podrá cuestionarse su estética, pero sin duda alguna es una interesante pieza de arte. Para almorzar, vaya al Hotel Los Jazmines, que tiene una vista impresionante del valle... ¡sesión de fotos! Después de eso, pase por la cueva más famosa y accesible de Viñales, “La Cueva del Indio”, a la que puede entrar por 5 CUC, que incluye un paseo en barco por toda la cueva. Si usted está visitando Viñales con un guía, pídale que lo lleve a otras cuevas que no son muy fáciles de encontrar por su cuenta, pero que sin duda alguna son muy interesantes y emocionantes. Para un tomarse un cóctel por la tarde, pase por un bar a las afueras de la ciudad que sirve los mejores “coco locos” - ron y leche de coco, servido en un coco.

¡El próximo día la aventura será aún mayor! Danielle estaba muy emocionada con ir a montar a caballo por el valle de Viñales. Los tours pueden ser reservados en función del nivel de dificultad y teniendo en cuenta el tiempo que le quiere dedicar a la actividad. Usted puede organizar esto desde su hotel pero asegúrese de explicarle sus deseos concretos a su guía. Incluso si usted nunca montado a caballo antes, podrá hacer este recorrido a caballo, pues los caballos son muy tranquilos y están acostumbrados a montar turistas en sus lomos. Otra opción puede ser la de ir a la cueva más grande de Cuba, “La Gran Caverna de Santo Tomás”; un sistema de cuevas espectacular de 46 Km, que es el segundo más grande en el continente americano. Está a unos 15 km del centro de la ciudad y un tour básico son dos horas. Debe ir acompañado por un guía. Otras actividades interesantes a tener en cuenta son el ciclismo de montaña y la escalada en rocas.

Ver más sobre Viñales

Recomendamos:

Hotel Rancho San Vicente  2  desde US$110

Días 4 - 6 – Vamos en una aventura a Viñales

Día 7 – Receso en La Habana

Uno de los destinos que Danielle definitivamente quería visitar era Villa Guamá, en la provincia de Matanzas (ver día 8). Sin embargo, conducir directamente de Viñales a Villa Guamá parecía un poco intenso, ya que las carreteras en Cuba no siempre están bien pavimentadas y constantemente tendrá que estar frenando debido a animales en la vía. Por lo tanto, decidió regresar a La Habana para pasar otra noche, y seguir a Villa Guamá al día siguiente. Una de las ventajas de esta decisión, ¡es que podrá pasar un poco de tiempo extra en La Habana! Si planifica para estar en La Habana durante el fin de semana, podrá conocer y disfrutar de la vida nocturna de la capital.

Planifique su salida de Viñales en la mañana, y pare en Las Terrazas, una aldea eco-turística, en la que residen muchos artistas. Su ambiente tranquilo es magnífico para dar un paseo, visitar algunos de los artistas locales, y simplemente disfrutar del bello entorno. También es un buen lugar para comer: el restaurante vegetariano “El Romero” sirve platos únicos y muy creativos. Termine su almuerzo con un delicioso café colado en el Café de María, que le preparará con mucho esmero, y así tendrá nuevas energías para volver a la carretera y continuar hacia La Habana.

Al llegar a La Habana en la tarde, primero instálese en su hotel. Danielle se quedó en el ecléctico Hotel Telégrafo, que tiene una impresionante arquitectura interior y una historia muy interesante. Desde acá, camine por el Paseo del Prado hasta el Malecón, donde los cubanos se reúnen para celebrar comienzo del fin de semana. Vaya caminando al Hotel Nacional, pero esta vez quédese frente del hotel sentado en el muro del Malecón en lugar de en la terraza del hotel. ¡Traiga un trago y reúnase con los lugareños!

Cuando le entre hambre, acérquese a la Calle 23 y tome un taxi. Usted puede tomar uno de los taxis turísticos (amarillo), pero si quiere hacer algo más local, saque su mano y pare uno de los autos clásicos americanos. Estos autos los llaman “máquinas” y son taxis colectivos, que transportan un máximo de 8 personas (dependiendo del tamaño del auto) y tienen rutas predeterminadas. Pregúntele a su conductor si puede dejarlo en 23 y 26, un recorrido que deberá costar alrededor de 1 CUC para 2 personas. Al llegar a 26, gire a la derecha y camine hasta llegar al 26 y 11, donde podrá ver una inmensa chimenea con “El Cocinero” escrito en ella; ¡ha llegado al nuevo lugar de moda de la ciudad! Puede cenar en El Cocinero, que sirve excelente comida y tiene un ambiente tipo lounge.

Después de cenar, échele un vistazo a “´La Fábrica de Arte” al lado. Aquí podrá encontrar exposiciones de arte y fotografía, performances, películas, conciertos y DJs, todo mezclado de una manera algo parecida a Berlín-underground. ¡Además, los cócteles acá son muy sabrosos! La Fábrica de Arte abre de 8 p.m.- 4 a.m., de jueves a domingo. Cuando quiera volver a casa, hay taxis esperándole a la puerta del edificio.

Ver más sobre La Habana

Recomendamos:

Hotel Telégrafo  4  desde US$166

Día 7 – Receso en La Habana

Día 8 - Sumérjase en la naturaleza en Villa Guamá

¡Villa Guamá era uno de los destinos de ensueño de Danielle! Ella había visitado Villa Guamá por primera vez hace 15 años y todavía tenía intensos y maravillosos recuerdos del lugar. Por lo tanto, ella realmente quería visitar el lugar de nuevo y mostrárselo a Whitney también. Y por una buena razón: Villa Guamá es un lugar único en Cuba. Villa Guamá es una reconstrucción de una aldea de los indios indígenas de Cuba... y aunque eso le resulte interesante o no, definitivamente vale la pena visitarla.

Llegar hasta allá es una aventura en sí misma. Después de salir de La Habana, se toma la Autopista Nacional hasta llegar a Jagüey Grande, donde dobla a la derecha. Siga recto hasta llegar a Boca de Guamá, y aquí, parquee su auto.

¿Qué? Sí... Parquee el auto, ya que ya no le servirá para más nada! Villa Guamá sólo es accesible por barco... Y eso es parte del encanto de este lugar.

Usted llegará al hotel en barco. El hotel está formado por cabañas construidas sobre pilotes sobre el agua en medio de la naturaleza. Las cabañas son de madera con techos de guano; muy sencillas, pero completamente equipadas. Por la noche, usted tendrá tiempo de leer un libro, jugar a las cartas, y lo más importante, disfrutar del entorno natural. A la mañana siguiente, es muy posible que usted se despierte con el sonido de un pájaro carpintero haciendo un nido al lado de su ventana, o con un zum-zum (colibrí) volando por su terraza. ¡Este entorno idílico no sólo es un paraíso para los observadores de aves, sino también para los fotógrafos! Después del desayuno, puede dar un tour en barco por la impresionante Laguna del Tesoro, durante el cual el guía le mostrará bellezas naturales que de lo contrario probablemente no hubiese notado. Villa Guamá es un lugar natural increíble, pero es un lugar donde usted debe tomar precauciones... porque debido al medio acuático hay un montón de mosquitos. Asegúrese de llevar consigo suficiente repelente de mosquitos, ya que es difícil de encontrar en Cuba.

Ver más sobre Bahía de Cochinos

Recomendamos:

Hotel Villa Guamá  2  desde US$74

Día 8 - Sumérjase en la naturaleza en Villa Guamá

Día 9 - Paseando por Trinidad

Trinidad: ¡una ciudad fenomenal con una ubicación fenomenal! No es por gusto que esta pequeña ciudad sea el tercer lugar más visitado por los turistas en Cuba. Ambiente íntimo, arquitectura colonial, calles de adoquines y una maravillosa playa cerca, son algunas de las principales características de Trinidad. Si va a quedarse aquí una noche, como Danielle, le aconsejamos que experimente Trindidad en su forma más pura simplemente caminando por sus calles. La ciudad está llena de boutiques, galerías de arte y restaurantes privados nuevos, que volverán a despertar al capitalista en ti. Además de eso, los lugares de interés de la ciudad son algunos de los más pintorescos que encontrará en Cuba. Lleve su cámara, pasee por las calles... y disfrute de la maravillosa vibra de esta tranquila ciudad.

A la hora cenar, una buena opción es el paladar Taberna La Botija (Amargura 71-B, esq. Boca), a la vuelta de la esquina de la Plaza Mayor. La comida aquí es una fusión entre tapas españolas, italiana, parrillada y cocina cubana. Todos los platos son muy sabrosos y los vegetarianos también podrán disfrutar acá, ya que sirven varias tapas vegetarianas. ¡Pruebe las frituras de malanga! Después de la cena vaya a la Plaza Mayor. Al doblar la esquina (la música lo llamará), son “las escaleras de Trinidad”, en las que se encuentra “La Casa de la Música”. Bandas tocan en vivo acá todas las noches y la gente baila salsa caliente sobre las escaleras de adoquines. Aquí, ¡usted pasará una noche cubana como nunca la ha imaginado! ¡Pida un mojito (o dos) y únase a los cubanos bailando!

Si usted todavía tiene energía después de haber mostrado sus mejores pasos en las escaleras de Trinidad, continúe la fiesta y vaya a “Ayala”, una discoteca que se encuentra en una cueva. Aquí usted podrá fiestear hasta la madrugada entre estalactitas y estalagmitas, mientras se mueve al ritmo de las más modernas melodías cubanas (Reggaeton).

Danielle decidió quedarse en la Finca María Dolores, a unos 3 kilómetros del centro de la ciudad de Trinidad. Podemos recomendarle lo mismo, y si lo hace, trate de quedarse la mañana siguiente para experimentar un poco del ambiente singular que ofrece la Finca María Dolores. Este es un hotel que ofrece un nuevo concepto en Cuba, pues usted se queda con un campesino. Usted se despertará para tomar la leche recién ordeñada, y luego montarse en un caballo para dar un paseo por los alrededores de Trinidad. Este lugar es maravilloso para los amantes de la naturaleza.

Ver más sobre Trinidad

Recomendamos:

Hotel Finca Ma. Dolores  3  desde US$68

Hotel Casa Colonial 1830  3  desde US$40

Día 9 - Paseando por Trinidad

Día 10 - Piérdase en Camagüey

Entrar a la ciudad de Camagüey puede ser algo complicado. Cuando se fundó originalmente la ciudad, fue atacada por piratas frecuentemente. Por lo tanto, sus residentes trataron de confundirlos construyendo sus calles a modo de laberinto. Hoy en día, sigue siendo un laberinto, ¡confundiendo a los turistas en lugar de los piratas! Por lo tanto, le sugerimos que deje su auto en cuanto pueda y continúe a pie por la ciudad.

A menos que usted sea un gran lector de mapas, lo más probable es que usted se pierda acá. No es sólo que la ciudad esté construida como un laberinto, sino que los nombres de las calles han cambiado en los últimos años (como en muchas otras ciudades de Cuba) por lo que leer un mapa puede ser bastante confuso. Nosotros no recomendamos ni siquiera intentarlo: dejarse llevar y piérdase maravillosamente en el laberinto de Camagüey. Con sus dos apodos: “La Ciudad de las Iglesias” y “La ciudad de los parques”, puede estar seguro de que usted encontrará iglesias y parques en su camino. Camagüey es el alma católica de Cuba, y el catolicismo ha dejado sus huellas en su paisaje urbano. La ciudad probablemente tanga la mayor concentración de iglesias en Cuba, y todas son hermosas. La Iglesia de Nuestra Señora de la Merced es por mucho la más impresionante, con misteriosas catacumbas que usted podrá explorar. También alberga un antiguo convento donde aún viven monjas, aunque menos cada año.

Entre todas las pequeñas y deterioradas las calles, hay muchos espacios abiertos y parques, que son ideales para relajarse con un café o una cerveza (¡o un mojito!). En muchas de las plazas, encontrará obras de arte, de las cuales la Plaza del Carmen es el mejor ejemplo, en donde se muestran estatuas de tamaño real de los cubanos conversando. Camagüey tiene un vibrante ámbito artístico, probablemente el mejor de Cuba después de La Habana, y esto se manifiesta no sólo en la gran cantidad de arte en la calle, sino también en las numerosas galerías y museos. La ciudad ha sido hogar de muchos de los artistas más famosos de Cuba, como el poeta Nicolás Guillén, cuya casa natal podrá visitar. Durante su paseo por las calles, es probable que se encuentre con muchos artistas y galerías... ¡disfrútelos!

Coincidentemente, Camagüey no es sólo el segundo mejor entorno artístico de Cuba, también tiene los mejores paladares fuera de La Habana. Para cenar, deguste la comida del Restaurante 1800, ¡en el que podrá estar seguro de disfrutar de una maravillosa cena en un entorno fabuloso (y con opción vegetariana también)!

Después de cenar, deambule por las calles y vaya a ver la Plaza del Gallo. Acá, se encuentra el Hotel Camino del Hierro, que es donde Danielle se quedó mientras estuvo en Camagüey. Es una casa colonial con un ambiente totalmente apropiado para Camagüey, y es el lugar perfecto para meterse en la cama por la noche y soñar vívidamente con piratas y artistas.

Ver más sobre Ciudad Camagüey

Recomendamos:

Hotel Camino de Hierro  3  desde US$108

Día 10 - Piérdase en Camagüey

Días 11-12 - Buceando en Playa Santa Lucia

Danielle estaba muy entusiasmada con su primera experiencia de buceo, durante su viaje por Cuba. Playa Santa Lucia es una parada perfecta entre Camagüey y Guardalavaca, y tiene la ventaja adicional de que es uno de los mejores sitios de buceo en el Caribe. Playa Santa Lucía está espléndidamente cerca de la segunda barrera coralina más grande del mundo, ¡en su punto más cercano a sólo 200 metros!

En Playa Santa Lucía, no sólo podrá tener una maravillosa experiencia admirando sus corales, sino que con más de 35 sitios de buceo, también podrá bucear entre restos de naufragios. Y aún ni siquiera hemos mencionado la experiencia más emocionante de todas: ¡ver cómo los guías alimentan de sus manos a tiburones toro, que pueden tener hasta 3 metros de largo!

Para coordinar su inmersión en Playa Santa Lucia, vaya al “Centro de Buceo Amigos de Tiburones”, situado entre el Brisas Santa Lucía y el Gran Club Santa Lucía. Aquí, le darán toda la información que necesita, determinarán su nivel de experiencia, y verán cuáles son las posibilidades de buceo adecuados para usted. Los precios del buceo comienzan en 30CUC por una sola inmersión, hasta 360CUC por un curso de buceo.

Danielle se quedó en el Hotel Club Amigo Mayanabo, que es una buena opción para cualquiera que disfrute del buceo. Esta propiedad está rodeada de una exuberante vegetación y tiene un fácil acceso a los arrecifes coralinos que alberga hermosos peces multicolores y antiguos barcos hundidos.

Incluso si usted no es un gran buzo, Playa Santa Lucía bien vale la pena una parada. La playa es uno de las más impresionantes de Cuba y puede competir fácilmente con Varadero tanto por su belleza, como por su longitud. ¡Un magnífico lugar para relajarse en un ambiente íntimo por un par de días!

Ver más sobre Playa Santa Lucía

Recomendamos:

Hotel Club Amigo Mayanabo  3  desde US$57

Días 11-12 - Buceando en Playa Santa Lucia

Días 13-17 – Relajación total en Guardalavaca

Ha sido unas 2 semanas intensas: conociendo una nueva cultura, adaptándose a la manera de vida cubana, viajando por toda la isla... Por lo tanto, ahora es el momento para disfrutar de unos días bien merecidos de, ¡relajación total! Danielle decidió refrescar en Playa Guardalavaca, ya que algunos amigos de la familia viven cerca. Incluso si usted no conoce a nadie en la zona, Guardalavaca es altamente recomendable como un lugar para visitar y es una atracción en sí misma. A pesar de que es un destino bastante turístico, muchos cubanos también escogen esta playa para sus vacaciones. Esto hace que Guardalavaca sea una playa más diversa y, como resultado, no se sentirá tanto como en una burbuja para turistas.

La razón principal para ir a Guardalavaca es disfrutar de la gran playa y del mar... ¡y usted deberá pasar la mayor parte de su tiempo haciendo precisamente eso! Pero, si quiere un descanso de estar acostado bajo el sol y nadar en las brillantes aguas azules, hay otras posibilidades. Usted puede ir a dar un paseo por el pequeño pueblo y curiosear en mercado de artesanía local - una maravillosa manera de acopiar recuerdos para amigos y familiares. Si las cabalgatas de Viñales lo entusiasmaron, puede hacerlo de nuevo en Guardalavaca... ¡pero esta vez en la playa! También, puede elegir entre una amplia variedad de deportes acuáticos, como snorkeling, kayaks, windsurf y excursiones en catamarán, que se pueden coordinar en la mayoría de los hoteles. Si usted está listo para un verdadero subidón de adrenalina, también es posible hacer paracaidismo con Paracaidismo Guardalavaca (aproximadamente 150CUC).

Si desea salir a un viaje de un día, le recomendamos dos destinos recomendables que no están muy lejos de Guardalavaca. En primer lugar, está la ciudad de Holguín, la cuarta ciudad más grande de Cuba. En Holguín abundan los parques, el arte, y tiene un ambiente agradable en general. Charle con los lugareños en uno de los parques, o disfrute de un juego de dominó mientras disfruta de un jugo de piña recién preparado. El otro destino recomendado es el pequeño pueblo de pescadores de Gibara. Este pueblo adormilado, que acoge un animado festival de cine una vez al año, es una bella escapada de una tarde, para pasear por sus tranquilas calles con su atractiva arquitectura y gente agradable. Después de eso, usted podrá regresar a su hotel para disfrutar del último chapuzón del día en el bello océano azur.

Ver más sobre Guardalavaca

Recomendamos:

Hotel Club Amigo Atlántico Guardalavaca  3  desde US$57

Días 13-17 –  Relajación total en Guardalavaca

Día 18 - Yendo de Guardalavaca a Baracoa

Baracoa es un poco como si se hubiese quedado fuera de Cuba, y eso es precisamente lo que la hace tan interesante. Aislados del resto de la isla principal hasta hace relativamente poco, los Baracoenses han desarrollado su propia cultura... cubana, pero aún sigue siendo singular. Esa singularidad se acentúa aún más por la increíble naturaleza de cuento de hadas que rodea a Baracoa. ¡No es de extrañar que este lugar estuviera en el primer lugar de la lista de deseos de Danielle de a dónde ir en Cuba!

La carretera de Guardalavaca a Baracoa no está muy bien cuidada, por lo que le aconsejamos que se levante y salga temprano, ya que el camino lleno de baches podrá tomarle bastante tiempo para maniobrarlo. No será sólo el movido recorrido lo que le tomará un poco de su tiempo, el entorno natural de acá es tan hermoso que es posible que desee parar varias veces para sacar fotos. Mientras tenga su cámara a mano, trate de pasar por Cayo Saetía. Esta isla alberga un reserva natural protegida en la que más de 19 especies de animales exóticos andan libremente... una cosa muy extraña para Cuba y por lo tanto, vale la pena visitarlo (¡incluso podrá ver jirafas!).

Desde Cayo Saetía, son más o menos 3 horas en coche hasta Baracoa. Unos 20 kilómetros antes de llegar al centro de la ciudad, encontrará un tramo de playa casi desconocida, Playa Maguana. En esta playa se encuentra Villa Maguana, uno de los hoteles más excepcionales de Cuba. Este alojamiento totalmente ecológico, consiste de 4 cabañas, cada una con 4 habitaciones, esparcidas entre su entorno natural. Desde acá es desde donde Danielle decidió explorar el pueblo de Baracoa. Desde acá, le tomará alrededor de una hora más para llegar al centro de la ciudad, una vez más, debido al mal estado de las carreteras. Le sugerimos que después de llegar al hotel, explore los impresionantes alrededores del hotel y pase el resto de la tarde en sus encantadores jardines y playa.

Ver más sobre Cayo Saetía

Recomendamos:

Hotel Villa Maguana  4  desde US$74

Día 18 - Yendo de Guardalavaca a Baracoa

Días 19-20 - Familiarícese con la peculiar Baracoa

Ahora... ¡prepárese para explorar la peculiar ciudad de Baracoa! Baracoa estuvo aislada del resto de Cuba hasta 1964, cuando se construyó La Farola; una carretera de 55 Km que pasa a través de las montañas que rodean Baracoa, y una de las siete maravillas de la ingeniería civil de la Cuba moderna. La separación de Baracoa resultó no sólo en una cultura distinta de la parte continental de Cuba, sino también en una gastronomía única. Por ejemplo, a diferencia del resto de Cuba, los Baracoenses no le tienen miedo a usar especies al preparar sus alimentos.

Lo primero y lo más importante que debe hacer en Baracoa es comer. Hay dos cosas que sin lugar a duda debe probar aquí: el cucurucho, que es coco rallado mezclado con almendras y miel, envuelto en un cono de hoja de palmera, y el batán, que es un plato de cangrejo mezclado con puré de plátano, limón y leche de coco, y hervido en hojas de plátano. Si usted es suficientemente valiente, también pruebe el diminuto pez Tetí, un manjar regional. Un buen lugar para probar estos platos es en La Terraza (Flor Combret 143), un agradable restaurante con una vista espectacular, donde los lugareños y turistas se reúnen para disfrutar de los platos tradicionales de Baracoa. Pero no te llenes demasiado, pues debe de dejar un poco de espacio para probar el chocolate original Baracoense. El 75% de todo el chocolate cubano se cultiva en Baracoa, inclusive tiene su propia marca, sorprendentemente llamado, ¡Chocolate Baracoa! Este chocolate sin duda tiene el mejor sabor de todos los chocolates de Cuba.

Después de comer tanto, puede pasarse el resto del día conociendo las calles de Baracoa... disfrute una charla con la gente amable y disfrute de las vistas de El Yunque, la montaña de cima plana que domina la ciudad. Si no tiene deseos de conducir de regreso a Villa Maguana en la noche, el recientemente inaugurado Hotel Rio Miel también le brindará una excelente estancia.

Durante su próximo y último día en Baracoa, llegó la hora de explorar las atracciones naturales. Danielle hizo esto yendo en una excursión al Parque Nacional Alejandro de Humboldt, el hogar de Villa Maguana y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001. Se dice que el parque es el lugar más húmedo de Cuba y habitado por más de mil especies de plantas, siendo uno de los hábitats de plantas más diversos del Caribe. Usted podrá salir directamente desde Villa Maguana y optar por un recorrido a pie, o como Danielle recomienda, en barco. Después de la visita, se puede cenar en Rancho Toa, un lugar tranquilo junto al río Toa, en donde preparan una comida excelente.

Otra opción para los amantes de la naturaleza activos puede ser escalar el símbolo de Baracoa, el Yunque. 8 kilómetros de subida y bajada no son una caminata rápida, pero sin duda una muy hermosa con una abundante vegetación y vida silvestre para ver en el camino. La biodiversidad no es tan amplia como la usted podrá encontrar en el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, pero la vista desde la cima a 575m es tan impresionante como parece, con vistas de la bahía y de tres ríos diferentes.

Al regresar al hotel, cansados de este largo día, tome la oportunidad de disfrutar de este ambiente relajado y de la maravillosa playa por última vez, antes de partir a Santiago de Cuba en la mañana siguiente. Si aún desea más acción, puede alquilar una careta con esnórkel en la playa y explorar el mundo submarino frente a Villa Maguana.

Ver más sobre Baracoa

Recomendamos:

Hotel Villa Maguana  4  desde US$74

Hotel Hostal Río Miel  3  desde US$39

Días 19-20 - Familiarícese con la peculiar Baracoa

Días 21-22 - Bailando por la bulliciosa Santiago de Cuba

El tiempo vuela cuando uno se está divirtiendo... y ya llegó la hora de la última parada antes de regresar a La Habana en avión. Pero nuestro último destino es uno emocionante - Santiago de Cuba, la segunda ciudad de Cuba y el corazón del Caribe. Después de llegar a Santiago desde Baracoa, instálese en su hotel y vaya a cenar algo. Podemos recomendarle el paladar Casa Micaela (Hartmann # 260, entre Maceo y Habana), un paladar que le hace sentir como si estuviera comiendo en el jardín de la casa de alguien. Después de la cena, échele un vistazo a la vida nocturna de Santiago. ¡Si usted quería aprender algunos de los bailes cubanos, Santiago es el lugar perfecto para hacerlo! Muévase con los ritmos de la rumba, baile un suave son, o hágale swing a la salsa; en Santiago se respira el baile. Las clases se pueden coordinar en varios lugares de la ciudad, como La Casa del Estudiante, o la Casa del Caribe, y cuestan entre 5 y 10 CUC. Pero siempre hay un montón de gente dispuesta a enseñarle los pasos básicos en los centros nocturnos de Santiago. Por lo tanto, incluso si usted no tiene ganas de tomar clases, podrá aprender a bailar un poco al visitar los diversos bares o clubes. Su mejor apuesta es ir a la Calle Heredia, donde se encuentran la mayoría de los centros musicales. Podrá elegir entre una de las casas de música: La Casa de la Trova, La Casa del Estudiante, o justo a la vuelta de la esquina, La Casa de la Música, para pasar una noche deslumbrante de baile y música.

Danielle se hospedó en el sencillo, pero encantador, Hotel Libertad, situado en la popular Plaza de Marte. Después de dormir para recuperarse de la noche loca anterior, suba a disfrutar de su café de la mañana en la terraza de la azotea y disfrute de las preciosas vistas de la Plaza de Marte y el resto de la ciudad. Una vez que usted sienta que haya recuperado suficiente energía, Danielle recomienda que vaya al Castillo de San Pedro del Morro. Esta fortaleza se encuentra a unos 10 Km al sur del centro de la ciudad y se puede llegar en taxi. Originalmente construido para defender la ciudad, no sirvió su propósito durante mucho tiempo, pues ya cuando finalmente fue terminado, habían desaparecido los piratas. No obstante, hoy en día, el Morro alberga un interesante museo sobre la piratería, El Museo de Piratería. La fortaleza en sí es una visita muy interesante, ya que tiene una elegante arquitectura con muchas callejuelas, pasillos, escaleras, salas de exposiciones, y vistas espectaculares. Podrá almorzar en el propio Morro, donde disfrutará de una comida un poco cara, pero viene con una vista increíble. Otra opción es tomar un ferry a Cayo Granma, la isla qué está justo enfrente cruzando el agua, que dura unos 20 minutos. Aquí, en esta pequeña isla, con un ritmo lento, un entorno tranquilo y de nuevo, con impresionantes vistas, podrá degustar mariscos frescos en el restaurante, El Cayo.

Después de almorzar, camine alrededor de la isla y observe la vida de los pescadores locales, que pasa a una velocidad completamente diferente a la vida en el centro de Santiago.

También puede regresar a la tierra firme y visitar el majestuoso cementerio de Santiago, El Cementerio de Santa Ifigenia, que contiene más de 8.000 tumbas, entre ellas las de muchos personajes históricos importantes, que les deja una tremenda impresión a los visitantes. Vuelva al centro de la ciudad en coche caballo y si el tiempo se lo permite, explore las muchas boutiques para aprovisionarse de souvenirs antes de regresar a casa.

Ver más sobre Ciudad Santiago de Cuba

Recomendamos:

Hotel Libertad  2  desde US$42 --> US$26

Días 21-22 - Bailando por la bulliciosa Santiago de Cuba

Día 23-24 – Despidiéndose de Cuba

Ahora, la parte más triste de las vacaciones... los últimos días. Usted podrá utilizar su último día en Santiago para un trabajo no-muy-divertido: limpiar el auto (que probablemente sea necesario después de un viaje de dos semanas y media) y comenzar a empaquetar sus maletas. Además, Santiago de Cuba tiene muchas boutiques, así que asegúrese de salir a hacer algunas compras de souvenirs de última hora. Y sobre todo, aproveche estos últimos días para comer arroz moro (arroz con frijoles) de nuevo, disfrutar de su último mojito, ¡y respirar ese ambiente cubano!

Danielle pasó su última noche, después de volar de regreso desde Santiago a La Habana, en el Hotel Telégrafo; el mismo hotel en que ella se había quedado anteriormente en La Habana. Sus mejores recuerdos y recomendaciones categóricas para otros son montar a caballo en Viñales, y bucear en Playa Santa Lucia. Ella clasifica esas dos actividades como experiencias realmente inolvidables. Su hotel favorito fue el Club Amigo Atlántico Guardalavaca, aunque también puede recomendar Villa Guamá en Matanzas y Villa Maguana en Baracoa. Pero ahora, es el momento de regresar...

Si su último día en La Habana es durante un fin de semana, igual que Danielle, no debe perder la oportunidad de dar un paseo por el Paseo de Prado. Durante el fin de semana, esta avenida se convierte en una feria de arte al aire libre, donde los pintores y escultores venden sus productos y dan talleres para los niños. Al final del Prado, podrá disfrutar de un excelente almuerzo en el restaurante La Guarida. Este restaurante está ubicado en una casa que sirvió como set de filmación de una de las películas cubanas más famosas, Fresa y Chocolate. Su decoración es de época y en gran parte, sigue siendo la misma que en la película. Los camareros son rápidos y amables, y la comida es considerada entre las mejores en La Habana. ¡Es un marco magnífico para hacer de su último almuerzo una experiencia inolvidable!

Y entonces, ya es hora de volver a casa... ¡Esperamos que haya disfrutado del viaje de Danielle tanto como lo disfrutamos nosotros!

Ver más sobre La Habana

Recomendamos:

Hotel Telégrafo  4  desde US$166

Día 23-24 – Despidiéndose de Cuba
Live Chat Support Software